Música para bebés

Esta actividad va dirigida a bebés y niños de 1 a 3 años acompañados de la madre, padre o un adulto de confianza. Se realiza en grupos reducidos, por edades y en sesiones de 45 minutos semanales.

El principal objetivo de la actividad es ofrecer a los niño y sus familiares un ambiente rico en experiencias musicales, donde el juego, la exploración, el movimiento, los ritmos y las melodías, estimulen el aprendizaje y despierten el interés de los niños hacia el mundo sonoro.

La educación musical en esta etapa contribuye a desarrollar, además de las capacidades musicales de los niños, sus habilidades motoras, sociales, afectivas e intelectuales. Contando con la colaboración de los padres en clase, se crea, entre padres e hijos, un vínculo emocional y afectivo de gran importancia para su desarrollo y enriquecedor para la vida cotidiana con el bebé. Durante esta etapa debemos ofrecer a nuestros hijos los estímulos necesarios que permitan:

  • Favorecer la coordinación motora, la expresión corporal, el conocimiento del tiempo y el espacio, el desplazamiento, la comunicación y el lenguaje,la atención, la relación familiar y social.
  • Asentar las bases necesarias para el pensamiento simbólico-musical.
  • Despertar la imaginación, el interés y la creatividad mediante el juego musical.

 

En estas clases, establecemos pautas para favorecer el lazo afectivo con los pequeños, a través de juegos y actividades musicales que nos ayudan a su vez a fomentar la seguridad, centrar la atención, impulsar el habla, estimular la curiosidad y provocar aprendizajes. A través de los grupos los niños se socializan con otros niños y adultos.

Sin duda, la música es uno de los canales más importantes para lograr un aprendizaje integral y en estas clases participamos de ella en familia.